¡Hoy la cosa va de huevos!

Uno de nuestros objetivos, tanto con el blog como con el canal de YouTube, es fomentar la sostenibilidad en nuestras vidas. En este post os explicaremos una manera original de empezar. Una de nuestras colaboradoras buscaba la manera de ser un poquito más autosuficiente en su día a día en temas de alimentación, y ha decidido construir un gallinero en casa.

Para empezar, hay que destacar que esta iniciativa solo se puede hacer si tenéis el lugar y el ambiente adecuado para que las gallinas se encuentren cómodas y tengan su espacio vital. También es necesario tener un poquito de tiempo para dedicarlo a su cuidado y alimentación.

Se puede optar por comprar un gallinero ya fabricado o construirlo como lo ha hecho nuestra colaboradora. Para ello utilizó listones de madera, algunos nuevos y otros reciclados, y una malla metálica para la cerrar la estructura exterior. Para la casita y el tejado ha reciclado algunos muebles viejos que ya no servían y los ha adaptado para que las gallinas queden protegidas del frío y la lluvia.

screenshot-2016-12-01-10-40-01

Paca y Lucrecia, las gallinas de nuestra colaboradora.

El quid de la cuestión es: ¿Qué ventaja conlleva tener un gallinero en casa? La respuesta es sencilla: Los huevos más frescos y ecológicos que podrás encontrar en cualquier supermercado.

Las gallinas ponedoras son uno de los animales más explotados de la industria alimentaria. Hay fábricas que tienen a miles de gallinas en condiciones precarias, sin espacio para moverse y solo dedicadas a comer y poner huevos para nuestro consumo. En algunas ocasiones, son alimentadas con pienso hormonado con el objetivo de que el animal engorde, para que los huevos sean de mayor tamaño y que no pierdan vitaminas y se debiliten.

Fijémonos cuando vayamos la próxima vez a comprar huevos al supermercado que llevan impresos unos números y letras en la cáscara. ¿Alguna vez os habéis preguntado que significan? Pues bien, uno de esos números nos indica las condiciones en las que viven las gallinas que han puesto los huevos; es en concreto el primer número del código que se encuentra debajo de la fecha de caducidad.

  • Los huevos marcados con el número 3, indican que son de gallinas que viven en jaulas con un espacio no superior a una hoja de papel para moverse. Aun así, son los más habituales de encontrar en las tiendas y supermercados.
  • Los huevos marcados con el número 2, son de gallinas que viven en naves industriales toda su vida. Sin jaulas, pero con poco espacio a compartir, puesto que hay muchos animales por metro cuadrado.
  • Los huevos marcados con el número 1, son de gallinas que pueden acceder al aire libre, pero las condiciones en las que se encuentran son similares, en cuanto a espacio y alimentación a las anteriores.
  • Los huevos marcados con el número 0, son de gallinas que están criadas al aire libre y a diferencia de las anteriores la alimentación procede de la agricultura ecológica y no se les da ningún tipo de fármaco u hormona. Son los denominados huevos ecológicos. Este sería el huevo que obtendríamos en nuestro propio gallinero, siempre y cuando la comida que le demos sea ecológica.
IMG_20161123_204902.jpg

Huevos ecológicos de las gallinas de la colaboradora de Ambientubers.

Seguro que no todos podemos tener la oportunidad de hacer un gallinero en casa, pero si antes no lo sabíais, ahora ya conocéis cómo viven las gallinas que han puesto los huevos que compráis. Pero si podéis hacer un gallinero en vuestra casa, os animamos a que lo hagáis, es muy divertido y sobretodo… SOSTENIBLE.