La DGT etiqueta nuestros vehículos según su consumo y emisiones

Desde el pasado mes de Mayo de este año 2016, la Dirección General de Tráfico está repartiendo (mediante correo convencional) unos distintivos ambientales a 16 millones de conductores del territorio español. Estos distintivos permiten clasificar el 50% de los vehículos pertenecientes al parque móvil nacional según su consumo y su impacto potencial sobre el medio ambiente.

Según la DGT, lo que se pretende es discriminar estos vehículos de forma positiva, mientras que el 50% restante (los vehículos más contaminantes) quedan fuera de cualquier medida que las Administraciones Públicas pudieran aplicar para beneficiar a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

¿Cómo se clasifican y qué información nos dan estos distintivos?

En función del comportamiento ambiental de nuestro vehículo, podemos encontrar cuatro tipos de distintivos con su correspondiente información:

imagen1

  • 0 emisiones: vehículos clasificados en el registro de la DGT como eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible. Éstos suponen el 0,15% del total de vehículos con distintivo ambiental.
vehiculo-electrico-de-bateria

Vehículo de categoría 0 emisiones

  • ECO: vehículos clasificados en el registro de la DGT como híbridos enchufables con autonomía 0,78% del total de vehículos con distintivo ambiental.

Toyota Auris Hybrid Touring Sports

Vehículo de categoría ECO

  • Categoría C: turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del 2006 y diésel a partir de 2014. Además, vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías diésel y gasolina matriculados a partir de 2014. Los vehículos de categoría C conforman el 29% del total.

vehiculo-categoria-c

Vehículo de categoría C

  • Categoría B: turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir del año 2000 y diésel a partir de enero del 2006. Vehículos de más de 8 plazas y pesados gasolina y diésel a partir de 2005. Se trata del grupo más numeroso con más del 70% de las etiquetas repartidas.

    vehiculo-categoria-b

    Vehículo de categoría B

    ¿Qué ventajas puede suponer llevar este distintivo?

    Según la DGT, estos coches podrían encontrar ventajas sobre todo en las grandes ciudades, que suelen ser también las que sufren mayores niveles de contaminación del aire. Las ventajas podrían ir desde el permiso para circular por las grandes ciudades en episodios de alta contaminación hasta beneficios fiscales en la promoción de tecnologías alternativas de movilidad. Y decimos podrían porque, de momento, no está claro cómo funcionará el sistema de etiquetas y no hay medidas concretas en este ámbito dedicadas a los vehículos según su distintivo ambiental.

    Actualmente existen algunas medidas que benefician únicamente a los vehículos eléctricos como la posibilidad de que circulen por el carril Bus-VAO o la exención de pagar en las zonas reguladas de estacionamiento del Ayuntamiento de Madrid (bajo previa tramitación de permisos).

    ¿Y nosotros, qué pensamos de esta medida?

    Para Ambientubers, todas las iniciativas que tienen como objetivo atenuar las consecuencias del cambio climático son bienvenidas. En este caso, creemos que ésta es una medida que permite a la DGT y a las Administraciones Públicas como ayuntamientos tener un control sobre el parque móvil existente en cada región y que, por sí misma, no supone ninguna mejora sobre el medio ambiente.

    Además, consideramos que una vez repartidas las etiquetas y conocidas las características y los impactos sobre el medio ambiente de los vehículos que circulan por nuestro país, el siguiente paso debería ir encaminado a la implantación de medidas reales que beneficien a los conductores que se desplazan de forma más sostenible.

    Finalmente, también creemos que sería muy importante tanto concienciar a la ciudadanía en temas de movilidad sostenible como promocionar el reemplazamiento de los vehículos antiguos más contaminantes por nuevos de categoría ‘0 emisiones’ o ‘ECO’. Esto podría hacerse mediante descuentos en la compra de éstos o planes similares al Plan PIVE o al Plan MOVELE para la adquisición de coches eléctricos.