La contaminación del mar amenaza la pesca y los ecosistemas marinos

El panorama actual de las costas de las grandes ciudades es alarmante. El mar y los océanos llevan sufriendo el impacto humano durante años, hasta el punto que, a día de hoy, se encuentran en estado crítico.

A simple vista, puede parecer que el mar está limpio y sano, pero en el fondo de éste se acumulan basuras de todo tipo que están causando graves problemas a los ecosistemas y a la pesca. Gran parte de estas basuras provienen de tierra firme y en su gran mayoría son residuos de nuestros hogares. El problema viene cuando éstos llegan al río, que luego desembocan en el mar, ya sea por escorrentía o por la procedencia de vertidos de la depuradora cuando hay una afluencia excesiva de aguas residuales a causa de la lluvia.

El equipo de Ambientubers, preocupado por la situación, hemos querido conocer de primera mano cómo afrontan este problema dos pescadores artesanales de la ciudad de Badalona, al norte de Barcelona. Podéis ver la entrevista al completo visitando el siguiente enlace.

foto-pare-fill

Ramon Costa y Miquel Costa, pescadores de la cofradía de Badalona

Los pescadores han visto un cambio drástico en la fauna marina, que se ve afectada por el incremento masivo de contaminantes y productos químicos en el mar. Hoy en día, el fondo marino está cubierto por sedimentos de basura, que ha provocado que la cantidad de peces, crustáceos y organismos filtradores, sea muy inferior a la de hace varios años.

El mal estado de la mar ha hecho que los pescadores vean en riesgo su profesión, y temen que en pocos años no puedan seguir pescando en las costas dónde lo han hecho toda la vida. En la actualidad, los pescadores recogen, diariamente, entre 20 y 30 cubetas de residuos sólidos del fondo del mar, mientras que el pescado es cada vez más escaso. Según datos de Ellen Macarthur Foundation, el ratio de plásticos respecto peces en el océano (en peso) en el año 2014 era de 1:5; esto significa que, por cada 5 kilos de pescado en el mar, hay un kilo de basura plástica.

foundation_new-plastics-economy_6

Entre la basura que más comúnmente recogen se encuentran las toallitas, las compresas, y todo tipo de botellas y bolsas de plástico, es decir, productos artificiales de difícil y lenta degradación.

¿Y de qué manera podemos colaborar nosotros por el buen estado del mar? El mensaje que transmite la familia Costa es que no lancemos toallitas ni compresas por el váter, pues es probable que acaben en el mar. Desde Ambientubers, también os animamos a tirar todos vuestros residuos en sus respectivos contenedores, y nunca tirarlos en la calle, en el río o en la playa.