Diccionario ambiental #1: cambio climático, efecto invernadero y calentamiento global

Son conceptos que seguramente te resultan muy familiares y es que, por suerte o por desgracia, cada vez se habla más de ellos. Los escuchamos muy a menudo en los medios de comunicación, en noticias y documentales y, si eres un buen fan de Ambientubers, te habrás dado cuenta de que los hemos mencionado más de una vez.

Estos tres términos están muy relacionados y muchas veces se tiende a confundirlos entre sí. ¿Y tú, conoces las diferencias? A continuación te sacamos de dudas:

Empecemos por el calentamiento global

El calentamiento global es el aumento de temperaturas de la superficie terrestre que se lleva produciendo en los últimos 100 años, así como el continuo aumento que se prevé de cara al futuro. En el último siglo, el aumento de temperatura medio en la Tierra ha sido de aproximadamente 0.8ºC.

Existen muchas evidencias de que el calentamiento global está causado por el incremento de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera (siendo el dióxido de carbono [CO2] el más conocido), que principalmente son producidos por las actividades humanas.

anomalia-temperaturas-2000vs-previo1

Variación de la temperatura promedio. Fuente: earthobservatory.nasa.gov/

Cambio climático, el gran desafío

Este incremento de gases de efecto invernadero trae consigo un cambio en el comportamiento del clima a nivel global, de manera que no solo las temperaturas se ven alteradas, sino también las precipitaciones o el número de catástrofes climáticas, por poner dos ejemplos.

Así pues, al cambio en la distribución de los patrones del clima en un periodo y región determinados se le llama cambio climático. Concretamente, el cambio climático que estamos presenciando en la actualidad está provocado por la actividad del hombre y está causando un aumento de temperaturas.

¡Pero ojo! Ha habido otros cambios climáticos en la Tierra a lo largo de su historia que no han sido provocados por el hombre, al igual que ha habido cambios climáticos en el que las temperaturas han descendido drásticamente.

Por lo cual hay que tener en cuenta que un cambio climático no tiene por qué ser consecuencia de las actividades humanas, ni tampoco estar relacionado con un aumento de temperaturas. Ahora bien, el cambio climático que estamos viviendo hoy en día sí lo es.

Y el efecto invernadero, ¿dónde queda entre todo esto?

El efecto invernadero es un fenómeno natural producido por los gases de la atmósfera (vapor de agua y CO2, entre otros), los cuales retienen la radiación terrestre y mantienen una temperatura apta para el desarrollo de la vida tal y como la conocemos.

Sin la atmósfera y el efecto invernadero, la temperatura superficial de la Tierra sería de -18ºC. Gracias al efecto invernadero, la temperatura media es de 15ºC. Esto nos muestra que los gases de efecto invernadero son, en cierta medida, esenciales para la vida, pero cuando la cantidad de estos gases aumenta se convierten en algo perjudicial, provocando un incremento excesivo de temperaturas y un cambio climático que puede desencadenar grandes catástrofes.

 

En conclusión, el “cambio climático” es un término general que incluye tanto el calentamiento global producido por la actividad humana como la agravación del efecto invernadero.

 

Para saber más: http://cambioclimaticoglobal.com/